“El diseño es un músculo incontrolado” según Arik Levy

26 junio, 2017

Diseñador, técnico, artista, fotógrafo, cineasta, las habilidades de Levy son multidisciplinares y su trabajo se exhibe en prestigiosas galerías y museos de todo el mundo. Es conocido sobre todo por su diseño de mobiliario para empresas globales, instalaciones y ediciones limitadas. Levy siente que “el mundo tiene que ver con las personas, no con las mesas y sillas”.

Original de Israel, se mudó a Europa en 1988, y vive y trabaja en Paris desde 1922 con su equipo de 12 diseñadores y artistas gráficos en el estudio de Arik Levy. Durante diversos años colaborando con Vibia ha diseñado las colecciones Curtain, Fold, North, Rhythm, Sparks y Wireflow.

 

Arik-Levy_Cabecera_734x464

 

Eres “un diseñador nacido en Tel Aviv que vive en París”. ¿Cómo han influido estas dos ciudades en tu forma de ser y de trabajar?

Las ciudades influyen mucho en el día a día pero la identidad cultural es la que define tu manera de ser y los códigos sociales. Tel Aviv es supervivencia y tienes que ser creativo para sobrevivir y renacer en cualquier momento. Su crudeza y sus ideas directas, junto con la belleza de la sencillez, crean una yuxtaposición de poesía industrial.

 

¿De qué objeto físico que lleves siempre contigo no podrías prescindir?

De los zapatos.

 

Tu rincón favorito de la casa.

No me gustan los rincones. Tampoco veo así la casa. Para mí es un lugar de muchas puertas que se abren en diferentes momentos. Son puertas al amor, la familia o las experiencias espirituales.

 

Sabemos que el surf es una de tus mayores pasiones. ¿Qué lugar no debería perderse un verdadero amante del surf?

No se trata de amar el surf, sino de ser un surfista. Lo que no queremos perdernos es una ola suave que nos dé los buenos días donde quiera que sea.

 

Algo que te asuste.

La estupidez y la ignorancia.

 

¿Qué haces cuando quieres darte un gusto?

Trabajo y surfeo.

 

Un destino al que desees viajar.

El corazón de mi esposa.

 

Tu prenda favorita.

La ropa interior.

 

Tu memoria más vívida y conmovedora.

La vida.

 

La pieza de diseño más icónica.

La rueda.