///Detrás del diseño: la lámpara de pie colgante North, de Arik Levy

Detrás del diseño: la lámpara de pie colgante North, de Arik Levy

2019-02-04T12:04:25+00:004/02/2019 |

Definida por su diseño deconstruido, la última aplicación de la colección North de Arik Levy es una innovadora síntesis de una luminaria de suelo y de suspensión. Para diseñarla, Levy se inspiró en la idea de conectar visualmente el suelo y el techo con el objetivo de colocar la luz exactamente donde se necesita sin necesidad de cablear el techo. 

 

Vibia - Stories - Story Behind North Pendant_06

 

“La lámpara de pie colgante North es uno de los primeros productos en hacerlo”, dice Levy. No solo crea luz; también se corresponde con la arquitectura y las proporciones del espacio en el que habita.

 

Vibia - Stories - Story Behind North Pendant_7

 

La luminaria cuelga del techo con un cable de acero casi invisible, dibujando una silueta que sugiere una forma celestial flotando en el espacio. Compuesta por tres piezas desconectadas -una pantalla de aluminio triangular que contiene una fuente de luz alimentada por LED, una fina tija de fibra de carbono y un contrapeso en el suelo que se conecta al cable eléctrico-, esta lámpara de pie colgante representa un sistema dinámico de piezas ajustables.

 

Vibia - Stories - Story Behind North Pendant_1

 

Cuando no está iluminada, la elegante y discreta silueta de North irradia una belleza escultórica. Cuando se ilumina, su forma se convierte en una sombra sin una fuente definida. En palabras de Levy: “Es una especie de fantasma que trae consigo algo familiar: luz”.

 

Vibia - Stories - Story Behind North Pendant_2

 

Esta idea de estar simultáneamente ausente y presente es algo que Levy ha explorado durante mucho tiempo en su trabajo, y los materiales de esta lámpara de pie colgante son una parte importante de su visión de esta luminaria. La varilla de fibra de carbono permite desplazar la fuente de luz a gran distancia de la toma de corriente. Y su pesada base actúa como contrapunto a la ligereza de la luminaria.
“Es un juego de contradicciones”, explica Levy. “Existe, pero no existe. Es muy ligera pero tiene una base pesada. Crea su propio universo, y todos necesitamos ser capaces de concebir, construir y crear nuestros propios pequeños espacios de intimidad”.