HOTEL MAGNOLIA: El encuentro entre principios del siglo XX y el diseño moderno

Situado en el centro histórico de Santiago de Chile, el Hotel Magnolia es un hotel boutique urbano de 42 habitaciones, recientemente renovado. Inicialmente, este edificio del año 1929 fue la mansión de una adinerada familia de políticos. Posteriormente, se transformó en edificio de oficinas y apartamentos, antes de ser totalmente remodelado por la varias veces premiada y famosa arquitecta Cazú Zegers y la decoradora Carolina Delpiano.

Sobre los tres pisos originales, el edificio se elevó tres pisos, diseñándose también una terraza que permite disfrutar de las impresionantes vistas sobre la ciudad y las montañas que la rodean. La fachada de los nuevos pisos superiores reproduce el sillar del edificio original, impreso sobre el revestimiento de vidrio del muro-cortina.

 

Hotel_Magnolia_06_Interior_734x742

 

El concepto de este proyecto radica en el diálogo entre la arquitectura tradicional del viejo barrio santiagueño y el lenguaje contemporáneo del vidrio, los materiales de alta gama y los elementos reciclados , como el parquet original, que actualmente recubre las paredes de los pasillos del hotel. Natural o artificial, la luz fue para los diseñadores un elemento determinante, puesto que ciertas habitaciones apenas recibían luz y no disponían de aberturas que permitieran disfrutar del paisaje.

 

Hotel_Magnolia_05_Interior_734x464

 

Así, se decidió recuperar los patios existentes para permitir la entrada de luz en estos espacios y, a su vez, se añadió luminarias ultra modernas en las habitaciones y los espacios comunes, con el objetivo de compensar la débil luz natural que recibían. El efecto de la colección Wireflow, de Arik Levy para Vibia, al pie de la regia escalera de mármol, es bellísimo.

 

Hotel_Magnolia_04_Interior_734x462

 

Esta reinterpretación del tradicional candelabro, tan familiar como vanguardista, remite a la esencia del interior de este espacio, mientras que la lámpara SLIM, creada por Jordi Vilardell para Vibia, proporciona un toque de discreta elegancia a los espacios de bar y restaurante.

 

Hotel_Magnolia_01_Interior_734x464

 

Hotel_Magnolia_01_Cabecera_734x464

 

La arquitecta Cazú Zegers, casualmente descendiente de los primeros propietarios de este edificio, ha sido entrevistada para hablarnos de este proyecto. Nos explica los desafíos inherentes a un proyecto de estas características, que pasan no solo por la historia reciente y la tradición chilenas, sino también por las antiguas creencias y la forma en que los incas entendían la naturaleza, una cultura y un legado que aun hoy siguen vigentes.

 

Hotel_Magnolia_02_Interior_731x731

 

Fotografía: Cristóbal Ganderats

Iluminación: Paulina Sir

Arquitecto: Cazu Zegers

 

Posts relacionados:

Palazzo Grillo, elegancia atemporal y belleza iluminadas por Vibia

Hotel Quirk, una experiencia artística y refinada.